viernes, 24 de mayo de 2013

De amores no hablemos esta noche que tengo la copa vacía.

Échame otra.
Échame de menos.
Hay días en los que mejor no levantarse, pero cuando te has caído es obligatorio hacerlo y mejor si es con una sonrisa.
De esas que te iluminan la cara.
De esas que solo salen si es contigo.
Me estoy haciendo demasiado a la idea de la soledad, tiene su encanto.
Sin explicaciones, sin compromisos, sin discusiones.
Y luego esta la otra cara de la moneda, y de mi cama vacía. Eso que no quiero decirme y lo evito una y otra vez (para no variar.)
Quiero esas peleas porque después vienen las reconciliaciones. Quiero que me calienten la cama, no poder dormir porque estas viendo una película.
Quiero amor, y hacerlo.
Quiero abrazos sin pedirlos, que apoyes tu frente en mi barriga mientras me rodeas la cintura.
Quiero todo y ya nada.
Quiero-te, a ti, contigo, de mí.
Quiero dejar de tener miedo, y temblar al verte.

Odio es estar así y más odio no saber ni cuando no como.

1 comentario:

Nannerl a.c dijo...

que bonito, me gusta mucho. Me gusta todo tu blog. Felicidades.
Te sigo.
http://talvezquizasprobablemente.blogspot.com.es/