domingo, 24 de marzo de 2013

Los ciegos de la tristeza.



Allá donde miro no te veo, pero anda los buenos momentos de mi vida, los que necesito, que ansío…
Que estuvieron y ya no están.
Y en esta encrucijada me encuentro entre tu cuerpo y mis ganas.
La distancia…
Te echo de menos.
No se cual es la respuesta a esta sensación, que invade mi día a día, aunque luche, aunque no lo piense.
Lo que esta, estuvo y quiero que este…
Te eche de menos. Aún te echo de menos.
Y no estas, no estamos y mi mundo se va a la mierda (una vez más)

domingo, 10 de marzo de 2013

'D' de despedida.

Aquella pareja del banco de enfrente me recuerda a cuando nos comíamos en todas las esquina de la ciudad y de allá dónde fuéramos.
¿Dónde quedaron esos días?
Ahora miro a mi alrededor y solo veo idas y venidas. A mí sola en esta parada rodeada de gente que no significan nada y a la chica de mi lado que ríe tan alto.
A veces tengo la sensación de que llevo demasiado tiempo despidiéndome...de ti, de ellas, de mis ganas.



Las lágrimas pueden quemar como si fueran fuego.

sábado, 9 de marzo de 2013

5 horas y media.

Cuando me miras y te vas.

¿Sabéis eso de que se suele decir que cuando estas con una persona importante, a la que quieres de una manera u otra el tiempo pasa mucho más deprisa de lo habitual y en cambio cuando no es así pasa lento como si cada minuto tardase más de dos horas?
Pues bien, es cierto. 
Todo es relativo a con quién estés, cuánto y cómo de cómodo estés.
Hoy ha sido día de altibajos, han habido medias horas que se han pasado como 5 minutos, y 5 minutos de extremo silencio que han pasado como si de horas hablásemos 
Y aún así, con esos '5 minutos de extremo silencio que han pasado como si de horas hablásemos' incluso, las 5 horas y media juntos han pasado más rápido que las dos horas que llevaré en mi casa.
Sentada ante el ordenador, con apuntes por toda la mesa y mi concentración se ha quedado en tu cama durmiendo junto al tiempo que deberíamos estar juntos.
Pero todo esto es un follón.
Y tú no ves la necesidad en mis ojos, gritando.


martes, 5 de marzo de 2013

Agridulce para las heridas.

                        Recuerda:
Un día contigo, pero sin ti.
Una mañana creyéndonos héroes de las calles.
Mi príncipe de barrio y princesa de los bares.
Te fuiste y yo haciéndome la dormida esperaba, una vez más pero esta vez de forma real, el ruido de la puerta al cerrar.
Ya en pie, tú no estas (que raro) ¡manos a la obra!
Coleccionando recuerdos, derrochando sentimientos.
Foto aquí, foto allá. Inundando la habitación con los momentos que hemos creado.
Me acuesto una vez más con tu ausencia abrazándome la espalda.
Y cuando llegas, yo ya no estoy.
¿Has mirado la pared? Están estrellados todos nuestros recuerdos, sentimientos y mis lágrimas.
Te quise, te quiero y te querré.





Hasta las noches de verano son frías sin tu presencia.

lunes, 4 de marzo de 2013

Felicidad


En los momentos de decaída me queda el bonito recuerdo de esta tarde.

domingo, 3 de marzo de 2013

El suicidio de las comas cambia-vidas.

No, quiero acostumbrarme a que estés aquí.
No quiero acostumbrarme a que estés aquí. 

Después de pensarlo mucho me doy cuenta de que me paso los días decepcionada, por una cosa u otra soy de las que siempre terminan cabreada con el mundo.
Si tan sólo pudiera ver la cosa positiva del tiempo que pasamos juntos en vez de el tiempo que nos perdemos el uno de la vida del otro.
A veces es demasiado complicado seguir tus pasos, tus pensamientos y dejarme llevar.
Me siento mareada, como si fuera una hoja a la que lleva el viento, llena de cambios y de pensamientos que me hace rozar el suelo una y otra vez.
Una y otra vez.
Cómo las veces que te ruego que te quedes.
Tengo clavada en mi piel tus dientes, tus caricias y tus recuerdos.
Y no me dejan dormir.


viernes, 1 de marzo de 2013

1/3/13

Nudos en la garganta tan grandes que duelen.
Conversaciones en silencio.
Lágrimas dulces. Pensamientos salados.
Echar un vistazo a hace un año y darte cuenta del olor que te rodea. Que esto en nada se parece a la humedad del mar de aquellas noches.
Y estoy contaminada de ti..
"cuando eramos reyes.."