miércoles, 23 de enero de 2013

Despedidas

La mejor despedida para una historia triste es un buen beso y una larga lágrima.

No hay comentarios: