sábado, 30 de noviembre de 2013

Frío.


A 13 grados de ausencia es más complicado no morir de tristeza que de frío.
Tengo la nariz, las manos, la esperanza y las ganas congeladas.
Todo es más un "no" que un "adelante" cuando hablamos de sonreír por los pequeños detalles.
Y se me saltan los sentimientos al ver a los dos viejecitos cogidos del brazo mientras caminan solucionando el mundo, debo estar a falta de abrazos.

Mejor no seguir pensando.

4 comentarios:

Claudiettha J.V. dijo...

A veces pienso que sería mejor olvidarlo todo que vivir en la prisión de los recuerdos. Una triste entrada, a veces dejar de pensar ni siquiera es una opción, tal vez debamos afrontar lo que nos duele que vivir ignorando lo que nos duele.

Besos.

Paula_OneDirection dijo...

Tienes un premio en mi blog *-* http://unicorniafosforita.blogspot.com.es/2013/12/premios.html

Marihuana. dijo...

la mejor satisfacción del mundo es pasar esa etapa, adelante que tu puedes

Lucila dijo...

El frío es casi filosófico, viene acompañado de los pensamientos mas profundos y los sentimientos más fuertes. Me gustó mucho tu entrada, pasa por mi blog algún día :) http://jussttbreathee.blogspot.com/