lunes, 9 de septiembre de 2013

Borradores de una noche cualquiera.

Sabes que una cosa te ha sobrepasado cuando ya no te sientes ni física ni mentalmente capaz de (seguir) soportándo(lo).
Y es que me siento tan frágil entre los hilos del destino y la cordura que no se por donde moverme sin tropezarme…
Ando perdida entre pensamientos sentada en una esquina y esta vez no sé por dónde empezar a organizarme.


Ayúdame. Pero en silencio que no despierte.







Tula.

No hay comentarios: