domingo, 23 de octubre de 2011

22 y 23, Octubre, 2011 -


Tú eres mi vida entera.
Me considero, aún estando esperando un autobús que me separa de tus abrazos hasta el jueves, la personita más afortunada y feliz del universo por haber encontrado a una persona tan especial capaz de brindarme momentos tan mágicos e inolvidables (entre todos en los que tus pupilas esta incluidas) este fin de semana.
Si sigo perdiéndome en tus ojos TODO merece la pena. Jamás un jamás había tenido tanto sentido. Esto es para siempre, ¿trato? Ya lo dijiste, hasta el final.
Campanilla, me haces muy feliz. No me olvides pequeña, que yo jamás lo haré.
Te amo como nunca y nunca había estado tan seguro.

SIEMPRE tuyo, Peter. 

No hay comentarios: